×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 43
Imprimir esta página

Neolamprologus brichardi (Poll, 1974)

Neolamprologus brichardi (Poll, 1974) Fotografía realizada por: jaimot

Nombre común

Princesa de Burundi.

Sinónimos válidos

Lamprologus savoyri.

Clasificación

Orden

Perciformes.

Familia

Cichlidae.

Distribución

Su distribución se extiende a las costas rocosas del lago Tanganyica, encontrándose variedades geográficas importantes en Burundi, Magara y Rutunga.

Biotopo

Costas rocosas.

Forma

Es un pez alargado de forma cilíndrica, comprimido lateralmente, con largas y puntiagudas aletas dorsales, pectorales y caudales que terminan con una bella iridiscencia azulada, la larga aleta caudal tiene forma de media luna, rasgo que le proporciona belleza y elegancia en su nado, que contrasta con su extrema territorialidad y potencial agresividad. N. brichardi tiene atrás de los opérculos branquiales una mancha obscura perpendicular a las branquias que forman una "T" en conjunto.

Coloración

Color gris metálico a beige claro (depende de la variedad geográfica, aunque ya se pueden encontrar ejemplares albinos). Sus aletas dorsales, pectorales y caudales terminan con una bella iridiscencia azulada

Tamaño

Hasta 10 cm.

Diferencias sexuales

No es un pez fácil de sexar en ejemplares juveniles, los adultos plenamente desarrollados alcanzan 10 cm los machos y poco menos las hembras, formándose en los machos una joroba en la cabeza similar a la que se denota en los machos escalares, las aletas en ambos sexos son largas, pero en los machos terminan en punta y en las hembras redondeadas.

Acuario

Un acuario de 100 litros es suficiente para un grupo de 6 ejemplares de esta especie.

Temperatura

De 24ºC a 27ºC.

Agua

Un pH entre 7,5 y 8,5 y una dureza de 10 a 20 de gH.

Alimentación

Son peces omnívoros. Aceptan muchos tipos de comida. Debemos alimentarlos con alimento vivo o congelado como artemia intentando no abusar de ella y con alimento vegetal como la espirulina y verduras como los guisantes o las espinacas. Aceptan la comida seca.

Comportamiento

Si se van a mantener en pequeños acuarios, mejor es tener un acuario específico para esta especie. En acuarios grandes se pueden mantener sin problemas con otras especies. Se trata de un pez pacífico, pero territorial, sobre todo en la época reproductiva y cría.

Reproducción

Para reproducir exitosamente esta especie, no se requiere la gran ciencia, aunque es recomendable seguir algunos consejos prácticos que garantizarán en buena medida la calidad y cantidad del alevinaje.
1.- Se deberá contar con un acuario de mínimo 80 litros, preparado con zonas rocosas bien estructuradas, preferentemente con sustrato fino y claro, con buen sistema de filtrado que no genere demasiada turbulencia, recomiendo un filtro de cascada sobredimensionado o un filtro externo, los filtros de plataforma quedan descartados al ser una especie que gusta de excavar profundamente una vez que han decidido aparearse, lo que da por consecuencia que dicho filtro quede sin efecto.
2.- Procuraremos conseguir un grupo de juveniles alrededor de 4 a 5 ejemplares, preferentemente que provengan de diferentes padres, para evitar en lo posible el re-breeding.
3.- Al ser una especie fitófaga, su alimentación no es un factor complicado; en su hábitat se alimenta de esponjas, crustáceos y en el caso de los alevines de zooplancton, lo cuál puede ser perfectamente sustituido por daphnia, artemia (viva y congelada), además no es una especie demasiado exigente, aceptará con agrado alimento en escamas y en gránulos; el tubifex y las larvas no son recomendables, su sistema digestivo es muy primitivo y no asimilan una excesiva cantidad de proteínas.
4.- La madurez sexual se presenta antes de que lleguen a su talla adulta, con 6 cm ya son capaces de reproducirse, con 10 meses también se les considera sexualmente maduros si es que se lleva la cronología del ejemplar.
Una vez que se ha formado una pareja, se debe separar al resto, de lo contrario quedará de manifiesto la agresividad y territorialidad de la pareja, ocasionando graves heridas y en algunos casos la muerte de los ejemplares que compartan espacio con la pareja. En acuarios comunitarios mayores a 200 litros no será necesario retirar ejemplares, aunque la cantidad de alevines que se obtengan será menor debido a la depredación que se presenta en este tipo de acuarios.
5.- La pareja elegirá una gruta para realizar la puesta, la hembra pone los huevos, el macho los fertiliza y ambos se encargan de recogerlos y pegarlos en las paredes de la cueva (las parejas primerizas fertilizan un promedio de 30 huevos, siendo de 80 la cantidad normal de una pareja más experimentada), los huevos no fertilizados o infectados con hongos serán retirados por los padres. La eclosión se da entre las 36 y las 48 horas en condiciones adecuadas, (Temp. 26° c, pH superior a 7.6 y kh 12), las larvas de inmediato buscarán una roca dónde alojarse mientras es consumido el saco vitelino (proceso que se da en 3 días después de la eclosión), los padres han despejado de sustrato una amplia zona de la cueva, de tal forma que la larva que caiga al fondo, sea visible a los padres y lo puedan recoger y regresar a su roca.
Una vez que han consumido el vitelo empezará la natación libre, siempre vigilados por los padres, como se podrá notar, se trata de una especie monógama de cuidados biparentales.
Los alevines ya podrán ser alimentados con alimento pulverizado y/o triturado que se pueda dejar arrastrar por la corriente fina del filtro.
6.- Los padres preparan otra puesta. Es una especie de lento crecimiento, los alevines mayores tiene como misión resguardar de intrusos el área y patrullan las zonas aledañas. El sifón se convierte en su enemigo.
7.- Es preferible retirar a los alevines a un acuario de crecimiento y engorde, mínimo 100 litros, totalmente desnudo, libre de rocas y filtrado biológico de esponja accionado por compresor de aire. 8.- No es conveniente dejar que los padres realicen más de 6 puestas, el macho en el cortejo previo se torna demasiado violento, dejando secuelas en la hembra como aletas deshilachadas y rasguños. Compatibilidad: Se podrá mantener un equilibrado acuario comunitario con especies subordinadas o que ocupen otra zona del acuario, como los géneros Julidochromis, lamprologinos conchícolas, nadadores de aguas abiertas como Paracypriochromis y Cyphriochomis, Altolamprologus, quedan excluidos otros Neolamprologus para evitar la hibridación (se exceptúa a N. leleupi) y los Chalinochromis, queda a criterio del aficionado la combinación con cíclidos del Malawi.

Notas

Su primera importación se remonta a 1971, los primeros ejemplares salvajes fueron llevados por Pierre Brichard a Holanda, siendo Dirk Verduijn su destinatario; en aquella época aún no estaba descrita taxonómicamente la especie, por lo que inicialmente se comercializó como "Princesa de Burundi", sobrenombre comercial que sigue en uso.

Ficha realizada por: Ismael Monroy, Oscarium.

Neolamprologus brichardi
Neolamprologus brichardi
Neolamprologus brichardi

Galería fotográfica