×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 43

Trachemys scripta (Schoepff, 1792)

Trachemys scripta elegans Trachemys scripta elegans Fotografía realizada por Hans

Nombre común

Tortuga de orejas rojas (T. s. elegans), tortuga de orejas amarillas (T. s. scripta), tortuga de Florida, hicotea, jicotea.

Clasificación

Familia

Emydidae

Subfamilia

Emydinae

Género

Trachemys

Especie

scripta

Subespecies

elegans (Schoepff, 1792)

scripta (Wied, 1838)

troosti (Holbrook, 1836)

Distribución

Debido a la liberación de algunos ejemplares por parte de sus propietarios, esta especie ha sido introducida en muchas partes del mundo causando el desplazamiento de especies autóctonas.

T. s. elegans

Illinois, Iowa, Nebraska, Texas y norte de Mexico.

T. s. scripta

Se extiende desde el sur del estado de Virginia hasta el norte de Florida.

T. s. troosti

Tennessee y Kentucky.

Biotopo

Aguas tranquilas y temperadas (estanques, ríos de cauce lento, pantanos y lagos) con zonas con rocas o troncos que usan para salir a termoregularse.

Forma

Su caparazón es plano. Tienen membranas interdigitales.

Coloración

El caparazón de los ejemplares juveniles es verde y con la edad se oscurece.

El plastrón es amarillo con manchas negras.

La piel es verde con líneas más claras.

T. s. elegans

Tiene una mancha postorbital roja, una línea roja detrás de los ojos, que puede perder el rojo intenso con el tiempo. También pueden tener una línea del mismo color en la parte superior de la cabeza.

T. s. scripta

Tiene una mancha amarilla en forma de C detrás de los ojos que puede oscurecerse con el tiempo.

T. s. troosti

Tiene una mancha postorbital amarilla, una línea amarilla detrás de los ojos, que puede oscurecerse con el tiempo.

 
Trachemys scripta elegans
Trachemys scripta scripta hibridada con elegans

Tamaño

Las hembras suelen ser más grandes que los machos.

T. s. elegans

Hasta 28cm de caparazón.

T. s. scripta

Hasta 25cm de caparazón.

T. s. troosti

Hasta 21cm de caparazón.

Esperanza de vida

En cautividad pueden llegar a los 40 años.

Diferencias sexuales

En ejemplares jóvenes no se puede determinar, pero cuando alcanzan la madurez sexual las diferencias son muy acusadas:

Los machos tienen la cola más gruesa y larga, con la cloaca más alejada del plastrón. Las uñas de sus patas delanteras también son más largas que las de las hembras. Éstas suelen ser de mayor tamaño que los machos.

Acuario

Es ideal mantenerlas en estanques con una gran cantidad de agua y una zona seca para que salgan a asolearse. Su mantenimiento en estanque durante todo el año solo es viable en ejemplares de más de 10cm y dos años de edad. Debe estar vallado para evitar fugas y tener una área con fácil acceso desde el agua y despejada sin vegetación, rocas o troncos para que puedan realizar las puestas. Es importante que tengan mucho sol, pero también que tengan zonas con sombra para evitar insolaciones.

Si no se dispone de estanque se pueden mantener en un acuario con una zona seca (una plataforma o rampa) para que salgan a termoregularse. El acuario debe ser espacioso, pues son tortugas que crecen rápidamente. Se recomienda que tenga como mínimo 100 litros reales de agua para una tortuga adulta, más 50 litros para cada tortuga adicional. Es muy importante que tenga un filtro potente para mantener el agua en las mejores condiciones posibles. Para asimilar el calcio necesitan la radiación del sol sin ser filtrada por ventanas o plásticos, por lo que al mantenerlas en interior deben tener un fluorescente que emita UVB al 5%. Para estimularlas a salir a termoregularse necesitan también un foco de calor que mantenga la zona seca a 30-33ºC. No se recomienda el uso de grava, pero pueden ponerse losas o cantos rodados que sean más grandes que su cabeza para que no puedan tragarlos.

Agua

Temperatura: entre 24 y 28ºC, idealmente a 26ºC. En zonas en las que las temperaturas desciendan de estos niveles será necesario un calentador para que no hibernen ni se aletarguen. Si se desea que hibernen se debe bajar la temperatura gradualmente hasta que se mantenga entre los 5 y los 10ºC.

Alimentación

Omnívora. Se les debe variar la dieta para que sea lo más equilibrada posible. Como base se les puede dar pienso, complementándolo con carne poco grasa, pescado (como el pejerrey o el boquerón), insectos, caracoles, mejillones, gambas, verduras, plantas acuáticas...

Las gambitas o gammarus no son un alimento apropiado para ellas. Solo se les puede dar ocasionalmente, no basar su dieta en ellos.

Comportamiento

Son acuáticas aunque pasan largos períodos en fuera del agua para termoregularse y desovar.

Se adaptan fácilmente a la cautividad, llegando a conocer los horarios y las personas que los alimentan.

Hay ejemplares muy tranquilos que se dejarán coger fácilmente pero hay otros que no tolerarán ni tan siquiera la convivencia con otras tortugas (si se diera el caso se tienen que separar).

Hibernación

Las tortugas que miden más de 10cm y tienen más de dos años son capaces de hibernar sin problemas, pues los inviernos, en su hábitat, son fríos. Si son más pequeñas no es recomendable dada la alta mortalidad entre juveniles durante la hibernación. Tampoco es recomendable para ejemplares que hayan estado enfermos durante los últimos meses o para los que no sepamos en qué condiciones han vivido durante este tiempo.

Durante este proceso dejarán de comer, pero debemos empezar a racionarles la comida un poco antes de que entren en hibernación para que su estómago esté vacío cuando la inicien. A partir de ese momento dejaremos de alimentarlas.

Se deberá disminuir la temperatura gradualmente hasta poder mantenerla entre los 5 y los 10ºC. Si las temperaturas en el exterior son inferiores a 2ºC se pueden tener en un lugar fresco de la casa, como el garaje.

No es recomendable mantener las tortugas entre los 15ºC y los 21ºC puesto que quedarán aletargadas sin llegar a hibernar, consumiendo sus reservas sin adquirir de nuevas.

Deben realizar la hibernación en un lugar tranquilo y oscuro, no son necesarias las luces UVB ni el foco de calor. Se debe controlar el estado de los animales periódicamente para detectar cualquier problema.

Los estanques en los que hibernen deberían tener unos 60cm de profundidad para darles la estabilidad térmica que necesitan. Si la superficie del agua del estanque se hiela se debe romper diariamente esta capa de hielo.

Reproducción

Son sexualmente maduras a los 4 años, aproximadamente. Aunque puede variar de un ejemplar a otro.

El cortejo se realiza entre primavera y verano. El macho corteja la hembra haciendo vibrar las patas delanteras en la cara, mordiéndole el cuello y las patas. Las largas uñas del macho le permiten agarrarse al caparazón de la hembra durante la cópula.

Para desovar necesitan un mínimo de 20cm de tierra. Desovan entre finales de primavera y principios de verano, poniendo entre 3 y 9 huevos en un agujero escarbado en la tierra con sus patas traseras.

Los huevos no deben ser movidos, y en caso que sea necesario (si se desea realizar una incubación artificial) no se deben rotar. Para que no haya confusiones se marca la parte superior del huevo.

La temperatura de incubación marca el sexo de las crías: a temperaturas menores a 27ºC salen machos, si son superiores a 30ºC salen hembras. A temperaturas intermedias se reparte la proporción entre machos y hembras.

Las crías saldrán del huevo entre los 2 y 3 meses posteriores al desove si las temperaturas durante la incubación son propicias, quedándose en el nido si la temperatura exterior no es la adecuada.

Notas

Según establece la NORMA Oficial Mexicana NOM-059-ECOL-1994, la Trachemys scripta está sujeta a protección especial.

Debido a su rápida adaptación esta tortuga está invadiendo los ríos y lagos de muchas zonas del planeta a causa de la liberación por parte de sus propietarios, desplazando las especies autóctonas. Debido a la introducción de estos ejemplares exóticos en nuestro entorno, en España está prohibida su venta, distribución, captura, cesión, liberación y reproducción por el RD 1628/2011, de 14 de noviembre, aplicable a partir de Mayo de 2013. Todos los ejemplares mantenidos por los aficionados deberán ser marcados e identificados antes de dicha fecha según la normativa. Los ejemplares que no puedan ser mantenidos por sus propietarios deberán ser cedidos a los centros que determine cada comunidad autónoma.

Ficha realizada por Asia

Galería fotográfica